Vuelta a los ensayos

El pasado miércoles 30 de septiembre, tuvimos la suerte de retomar los ensayos justo desde donde lo dejamos. No pasa inadvertida la rareza de la situación, ya que hasta nosotros los cantantes debemos ensayar con todas las medidas de seguridad posibles y necesarias, desde la distancia social, hasta el uso de mascarillas, el cual se nos hace tremendamente pesado por razones evidentes.

Nos cuidamos “muy y mucho” en cuanto a este tema, como muestran las fotos adjuntas de nuestro primer reencuentro en unos largos 7 meses que dejan huella, tanto psíquica como físicamente. Nos hemos asegurado de que ensayar no nos resulte una actividad propensa a los contagios, a base de realizar varios cambios. Los más significativos son, como se puede ver en las imágenes, la implantación de la distancia social entre los coristas, el uso de mascarillas y el cambio de local. Nuestro anterior local, situado en los sótanos de la Residencia Universitaria Alfonso VIII no cumplía con las condiciones necesarias para retomar los ensayos, por lo que nos hemos tenido que mudar al salón de actos de la Residencia Universitaria Femenina Santa Cruz.

Los cambios no cesan aquí, ya que el GMA y el Coro Uva tienen la obligación de cumplir un protocolo aprobado por la Universidad de Valladolid en el cual se ruega a los coristas la máxima precaución a la hora de ensayar, que cuenta con varios apéndices que limitan la entrada a personas de riesgo, que prohíben la asistencia de aquellas personas con síntomas o que obligan al cumplimiento de la distancia social de 2 metros entre los miembros del coro.

Dejando la burocracia de lado, este año ha sido, es y será muy duro. La situación es rara, extraña, y mucho más teniendo en cuenta el tipo de agrupación que somos y lo unidos que estamos. En muchas ocasiones nos incomodan alguna de las medidas, como la mascarilla, la distancia o el mero hecho de tener que abrir de par en par las ventanas para que la sala esté ventilada. Si bien es cierto que la situación es completamente excepcional, también son ciertas las ganas que tenemos de retomar las actividades, y estas son muy necesarias en estos días.

Esta entrada fue publicada en Divulgación, El Blog del GMA, Opinión. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *